Historia, Material, Procedimientos e Higiene Bucal Posterior

CLÍNICA IDEA


Las Clínicas
Distrito Federal
Colonia del Valle

>> Ver Mapa

Jalisco - Guadalajara
Pablo Casals 615
Prados Providencia

>> Ver Mapa

Nuevo León -
Monterrey
2 de Abril 1901

>> Ver Mapa



 

Inicio > Artículos > Implantes Dentales: Historia, Material, Procedimientos e Higiene Bucal Posterior

Implantes dentales: Historia, Material, Procedimientos e Higiene Bucal Posterior

Por Nora Cuter

Historia de los Implantes Dentales

CLa odontología ha evolucionado de manera formidable durante los últimos 25 años en casi todos los campos pero, es en el desarrollo de los implantes dentales donde más se ha destacado.

Desde mediados del Siglo XX que se ensayan todo tipo de implantes dentales, algunos con más entusiasmo y esperanza que resultados favorables.

Gracias a los estudios sobre biocompatibilidad del titanio, llevados adelante durante los años '50 en Suecia, es que pudo realizarse en el año 1965 el primer implante dental.

En estos primeros pasos la técnica exigía un protocolo quirúrgico muy meticuloso y un tiempo de pos operatorio muy importante. Su principal objetivo era servir de anclaje a prótesis completas.

No es hasta los años '80 que se realizan los primeros implantes dentales intercalados con una dentadura natural.

Las primeras referencias clínicas de seguimiento de las regeneraciones óseas guiadas como apoyo de los implantes dentales datan del año 1989. Le siguieron los estudios sobre la elevación del seno maxilar y del desplazamiento del nervio dentario que sirvieron para superar los obstáculos anatómicos.

Por fin, en estos últimos años la utilización de los factores de crecimiento a partir de extractos de plaquetas autólogas permite, entre otras cosas, activar en la colocación de los implantes dentales el tiempo de sanación y de integración ósea.

Material de los Implantes Dentales

La colocación de una raíz artificial, hecha en titanio y que busca reemplazar una raíz natural que fue extraída es lo que llamamos implante dental. Este método de anclaje intra-óseo es utilizado a modo de pilar y permite, según el paciente, la colocación de una prótesis fija, ya sea ésta una corona o un puente, o de posibilitar el perfecto mantenimiento de una prótesis completa removible.

El material preferido para la realización de estos implantes dentales es el titanio porque ha demostrado su biocompatibilidad ya que este material presenta la particularidad de protegerse a sí mismo con una fina capa de óxido de titanio, al producir esta película muy fina de material aislante, protege y aísla el metal.

Además de esta cualidad el titanio presenta una capacidad única en acomodarse perfectamente al deterioro mecánico.
Existen numerosos tipos de implantes dentales, varían por la forma, por tener o no espiras, por el lugar que ocupan estas espiras, por la forma del cuello, por la condición de la superficie, que puede ser lisa o rugosa, etc.

Existe en el mercado actual una oferta importante, casi todos son buenos pero, el éxito o no de un implante dental reside en el profesional que lo efectúa ya que los diferentes tipos que existen fueron concebidos para una determinada patología y el profesional debe estar seriamente comprometido con el protocolo de implantación y utilizar, sin lugar a dudas, el que corresponde a cada paciente.

Procedimiento Para Efectuar Implantes Dentales

Existen técnicas que responden a una estrategia de dos tiempos. En una primera etapa, los implantes son ubicados en la cavidad correspondiente y dejados allí durante 3-6 meses, dependiendo de la respuesta del paciente, para permitir la integración ósea y la cicatrización de la encía. En una segunda etapa, un tornillo o corona es colocado, esta pieza fundamental es la que va a recibir la prótesis.

Otros implantes dentales son igualmente insertados en el hueso pero no son escondidos en la encía, estos implantes emergen y la sutura se realiza alrededor de los mismos, razón por la cual no necesitan de una segunda etapa, aunque el tiempo necesario para que se produzca la integración ósea, es el mismo.

Tanto uno como otro son procedimientos exitosos y muy respetados en el mundo entero siempre que las normas de seguridad quirúrgica sean respetadas.
Antes de proceder a un implante dental toda la boca, tanto las piezas dentales como las encías, debe estar en perfectas condiciones.

El procedimiento de colocación de un implante dental dura, generalmente, no más de una hora en el caso de una sola pieza y un máximo de tres horas si es múltiple. Según los casos, muchas veces se prescribe una toma, anterior a la intervención, de antibióticos y antiinflamatorios.

La operación quirúrgica se realiza con anestesia local sobre la zona de intervención, similar a la empleada para un tratamiento común, la encía es abierta hasta el hueso donde se colocará, a modo de tornillo, el implante dental.

Seguidamente la encía es suturada por encima del implante -cuando se optó por el método de dos etapas- o alrededor del cuello cuando se optó por el implante dental de un solo tiempo.

Superado el tiempo necesario para que se produzca la integración ósea, se realiza una pequeña incisión, con anestesia local, para constatar que esta integración ósea se completó con éxito.

En el caso de los implantes de una sola etapa, los mismos pueden realizarse inmediatamente de la pérdida de la pieza dentaria, siempre y cuando, se cumplan determinadas condiciones que son propias de cada paciente como por ejemplo, una higiene bucal óptima y una pieza dentaria perdida por un traumatismo o extracción simple por fractura.

En el caso de pacientes que desean un implante dental para una pieza que se perdió hace mucho tiempo, debe realizarse, en muchos casos, un injerto de hueso ya que, al perder su función, el hueso alveolar pierde un tercio de su espesor, fundamentalmente, si la zona afectada es la de los incisivos-caninos.

Muchos profesionales ofrecen a sus pacientes soluciones provisorias cuando el tiempo de espera para poder realizar el implante es importante (piezas cariadas que deben curarse, encías enfermas, etc.).

Estas soluciones provisorias pueden consistir en: prótesis amovibles, puente fijo provisorio, etc. Las consecuencias pos operatorias son mínimas, pueden aparecer, en algunos pacientes, edemas o equimosis leves.

Es imprescindible que el profesional actuante mantenga todas las normas de bioseguridad como para cualquier procedimiento quirúrgico.

Higiene Bucal

El éxito a largo plazo de este procedimiento depende, al igual que para toda reconstrucción de dientes permanentes, de una higiene bucal rigurosa.

La placa dental, el sarro, amenazan también a los implantes dentales.
El seguimiento de los implantes es tan importante como el de los dientes naturales y el mismo se realiza por examen clínico y radiográfico lo que permite diagnosticar una inflamación peri-implantar, un problema mecánico del tornillo de titanio, una disfunción de los elementos de sujeción o un trastorno de oclusión.

Bienvenido | Implantes dentales | La Clínica | Solicite una cita | Mapa del sitio

Copyright 2007 © http://www.implantesdentalesmexico.com.mx